Régimen de separación de bienes y liquidación de bienes matrimoniales

EL RÉGIMEN DE SEPARACIÓN DE BIENES Y LA LIQUIDACIÓN DE LOS BIENES MATRIMONIALES

En el derecho común español el régimen habitual por el que se rigen los bienes en un matrimonio es el de gananciales. Salvo decisión especifica de la pareja ratificada en sede notarial este será el régimen por el que se rija el matrimonio. En dicho régimen como es sabido los bienes que ingresen en el haber matrimonial se computan al 50% salvo que procedan de un origen privativo ( principalmente por herencia o procedentes de bienes anteriores al matrimonio).

Ahora bien en el caso que el matrimonio opte por un régimen de separación de bienes, existen casos en los que el código civil concede compensaciones por el trabajo realizado por un cónyuge en beneficio de las cargas del matrimonio.

Efectivamente el artículo 1438 CC, concede una compensación en la liquidación del régimen matrimonial al cónyuge en los casos en los que la mujer haya contribuido al trabajo de la casa con exclusividad, se contabiliza así este trabajo en exclusiva en la vivienda familiar como una contribución a las cargas familiares. La dedicación debió ser exclusiva y no necesariamente excluyente, lo cual significa que el cónyuge debe haber trabajado en el hogar y en ningún otro trabajo a tiempo completo o parcial, y que es compatible con el trabajo ocasional o parcial del otro cónyuge en el hogar.

Dicha compensación es independiente de la situación familiar futura y compatible con la pensión compensatoria del artículo 97 del CC.

Recientemente una sentencia de nuestro Tribunal Supremo concede la consideración de trabajo para el hogar a aquellos casos en los que el cónyuge haya trabajado por cuenta propia para un negocio familiar contribuyendo también con el trabajo en la vivienda familiar. Se introduce así una excepción a la inaplicación del art. 1438CC cuando el cónyuge trabaja fuera del hogar.